Our social:

Latest Post

miércoles, junio 28, 2017

El Arca del Pacto: símbolo de la Presencia de Dios

Arca del Pacto neoatierra
Arca del Pacto
Obed-edom. Ese era el nombre de la persona en cuya casa estuvo por tres meses, uno de los objetos más fascinantes e importantes de la historia de la Humanidad, y el más destacado en las Escrituras del llamado Antiguo Testamento. Se trata del Arca del Pacto, símbolo de la Presencia divina.

La historia del Arca del Pacto se remonta a los tiempos del Éxodo, hacia el siglo XVII a. C. Un año después de salir de Egipto, y ya finalizada la construcción del Tabernáculo, se coloca el Arca del Pacto en el recinto del Santísimo. 

Podemos decir que el Arca del Pacto era una especie de cofre sagrado, cuyas medidas eran de alrededor de 112 cm x 68 cm x 68 cm, y estaba hecho de madera de acacia, revestido de oro en ambos lados. Fue YHWH mismo quien ordenó su fabricación y el diseño de cómo se realizaría. Bezalel y un grupo de hombres, con actitudes y aptitudes espirituales y técnicas apropiadas, ejecutaron el diseño divino a perfección.

Lo extraordinario del Arca del Pacto, es el significado que le dio YHWH: 


Y allí me encontraré contigo, y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están sobre el arca del testimonio, todo lo que yo te mandare para los hijos de Israel. 

Éxodo 25:22

Dios indicó que el Arca del Pacto era una estructura de encuentro con Dios y comunicación con Él. Israel no quedó a la deriva, sin guía ni dirección. Evidentemente, Israel como nación estaba transicionando del desierto a la Tierra Prometida, y en esa transición y en la misma Tierra Prometida, Dios estaría presente

Arca del Pacto en Jericó Josué neoatierra

Hay diversos relatos en las Escrituras que demuestran el poder que manifestaba la sola presencia del Arca del Pacto. Por ejemplo, estuvo tres meses en casa de Obed-edom, y las Escrituras refieren que su casa tenía la bendición de Dios. Imposible no hacer referencia a la victoria de Israel en Jericó, en la que el Arca del Pacto iba adelante de unos sacerdotes que tocaban cuernos de trompeta. Tras 7 días de rodear a la ciudad con el Arca, esta fue tomada. Fue la primera de muchas batallas que ganó Israel en la conquista de la Tierra Prometida.

El Arca del Pacto era un símbolo. Un símbolo es un objeto material que representa algo inmaterial. El símbolo es un vehículo comunicante de una verdad, una realidad. El Arca del Pacto era símbolo de la Presencia de Dios. Era esa Presencia la que les garantizaba éxito, paz, bendición y victorias a Israel como nación. El Arca era una representación de Dios y Su relación con Israel, tanto en el plano material como en el plano espiritual. 

El Arca era sagrada, oculta a la vista de la gente, pero con su luz milagrosa de la "Shekináh", transmitía la idea de que un poder sobrenatural, divino, guardaba a Israel.

Reflexionar en esto nos recuerda a la figura de Jesús. Por medio de Jesucristo podemos tener libre acceso a la realidad de la cual el Arca era símbolo: El Padre, Dios Todopoderoso, YHWH. Acceso a luz, verdad, paz, provisión, protección, y amor. Nos conectamos con esa bendita Presencia al orar, al meditar, al leer las Escrituras, permitiendo que esa perspectiva divina sea más poderosa que la perspectiva humana. Nos transmite una dimensión que no está sujeta a los vaivenes de la vida, y que Dios, como Roca, es confiable para guiarnos y sustentarnos en nuestra vida.




sábado, junio 24, 2017

La ayuda de Dios siempre llega

Dios siempre ayuda neoatierra
Desempleo. Crisis en la pareja. Enfermedad. Estas, y otras circunstancias adversas, nos hacen pensar en la necesidad que tenemos de que alguien nos ayude. 

Pareciera que en esas circunstancias, somos náufragos de nuestros problemas y circunstancias. Mientras que otros se han hundido en la desesperanza, la duda, la depresión, y el desánimo... nosotros no queremos que eso nos pase. 

Por ello, aferrarse a Dios, y sentirse firme, confiado, seguro en Dios, nos puede ayudar. Sabemos que Dios prometió agarrarnos de la mano y nunca dejarnos caer. 

Orar a Dios nos ayuda. Fervientemente, todos los días. Esa oración ferviente es una oración entusiasta, llena de fe y pasión. 

Pero, sucede que cuando la ayuda de Dios no llega enseguida, nos sentimos que algo pasa. Podemos cansarnos de esperar, y caer en la frustración.

¿No es cierto que cuando tenemos problemas o dificultades hacemos lo que sea posible, lo que esté en nuestro alcance para solucionarlo? Y si no se soluciona aún, entonces buscamos la manera de pasar la situación de la mejor forma.

Cuando un problema o situación difícil dura años, o más tiempo del que nos hubiera gustado, y hemos orado a Dios por ayuda, por soluciones, y hemos hecho todo lo posible, hemos buscado las mil y un maneras de resolverlo en nuestras propias fuerzas, y no se soluciona, el sentimiento de frustración y decepción se hacen muy fuertes. La sensación de que no nos queda más que aceptar que ese problema quede así, sin solución, parece ser la mejor. Después de todo, ¿dónde está Dios? ¿Dónde está esa ayuda que tanto le hemos pedido? ¿Qué está haciendo al respecto de nuestro problema?

Vienen a la mente estas palabras:

No les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea común a los hombres; pero Dios es Fiel, y no permitirá que seamos tentados más allá de lo que podemos soportar, sino que junto con la tentación proveerá también la vía de escape, a fin de que puedan resistirla.
1 Corintios 10:13

Dice que Dios es Fiel. Que la fidelidad de YHWH está relacionada con el hecho de que, sea cual sea el problema o problemas que tengamos en este momento, Dios no permitirá que seamos derrotados por esos problemas. Él proveerá la vía de escape, o salida a esas situaciones. Pero nos ayuda a resistir, a perseverar en medio de las dificultades, ayudándonos. 

Cuando tenemos problemas, y pedimos a Dios ayuda, ¿cómo nos la da? No podemos limitar a Dios. Él sabe cuándo y cómo ayudarnos. 

¿No se ha preguntado cómo es que ha perseverado hasta ahora en medio de sus dificultades, cómo es que sigue adelante a pesar de todo? Ahí está, esa es parte de la ayuda que Dios nos da. 

Él (YHWH) da fuerzas al fatigado, y al que no tiene fuerzas, aumenta el vigor.
Isaías 40:29

¿Cómo Dios nos ayuda a seguir adelante? De múltiples maneras. Puede ser que vayamos caminando por la calle y veamos en un carro un texto bíblico, que da fuerzas, que nos hace recordar que YHWH está ahí. Entramos a un lugar y suena una canción que significa mucho para un@. ¿Casualidad? No, las casualidades no existen. Existen las causalidades. Y si Dios causó o hizo que en un momento dado, una canción, un texto bíblico, o leer de las Escrituras, o cualquier otra cosa, mostrara el amor de Dios que está en Cristo Jesús hacia nosotros, ¿no es una muestra del apoyo de Dios para un@?

Fuerzas, vigor, ser poderosos en la persona interior que somos, a eso nos ayuda YHWH. Porque el problema del problema, no es el problema, sino cómo se enfrenta al problema.